Finiquito

Calcular finiquito en España

En España, el finiquito es un documento que refleja las cuentas que una empresa tiene pendiente con el trabajador, en el momento es que este último, finaliza su relación laboral. Se trata de un documento que da por culminado, formalmente, el período laboral y en donde se establece la suma que el trabajador debe recibir, con respecto a distintos conceptos que por ley le corresponde. Por esta razón es importante que, tanto los empleadores como los empleados, conozcan cómo se realiza el cálculo del finiquito, para de esta manera, evitar futuras reclamaciones.

Es importante no confundir el finiquito con la indemnización. El finiquito es el monto que la empresa adeuda al empleado, en un año de trabajo, mientras que la indemnización supone una compensación económica, en caso de haber despedido al trabajador de manera improcedente. Esto quiere decir que la indemnización no siempre se da, el finiquito sí. Por esta razón, en muchas ocasiones, a los empleados que han sido despedidos de una empresa, se les presenta en un  mismo documento, el finiquito y la indemnización.

Asimismo, el documento del finiquito debe contar con cada una de las identificaciones tanto de la empresa, como del trabajado, así como las cantidades que se deben y la fecha en la que el trabajador firma el documento, lo cual asegura que no quedan cuentas pendientes con la empresa. Generalmente, con este papel se da por concluida la relación con la empresa.

Puntos a tener en cuenta al calcular el finiquito

Para realizar el cálculo del finiquito, se deben tomar en cuenta ciertos conceptos, de los cuales algunos resultan fáciles de calcular, debido a que se trata de pagos en nómina por el número de días que computar. Sin embargo, en algunos casos, como el de los pagos extra, son un poco más complejos. Estos criterios son los siguientes:

  • Salario de los días del mes trabajados
  • Vacaciones no disfrutadas
  • Pagas extra

Fórmula para calcular el finiquito en España

Salario

Para calcular el salario, se toma como punto de partida el salario base del trabajador, más algunos complementos. Por ejemplo, si el salario de un empleado es de 1.000€, pero percibe 200€ de antigüedad más 200€ por incentivos, el salario base para el cálculo serían 1.400€.

De esta forma, si por ejemplo, el empleado presenta su renuncia el 11 de agosto de 2019, el resultado sería el siguiente: La persona trabajó 11 días del mes de agosto, los cuales deberán ser incluidos en el finiquito. Para conocer el monto que le corresponde, se debe calcular el «salario por día» y multiplicarlo por los días del mes trabajados. Entonces quedaría de esta manera:

  • 1.400€ de salario base / 30 días = 46,6€ por día
  • 46,6€ salario día x 11 días trabajados = 513,3€

Cabe destacar que a estos 513,3€ hay que descontarle las bases de cotización y el IRPF.

  • Contingencias Comunes (4,7%): -24,12€
  • Desempleo (1,55%): -7,95€
  • Formación Profesional (0,1%): -0,51€
  • IRPF (15%): -76,9€

Es así como entonces, con cada uno de los descuentos, el salario quedaría en 403,82€.

Vacaciones

En este caso, si el trabajador tenía vacaciones pendientes al momento de finalizar el contrato, estas deben cuantificarse e incluirse en el pago. Por ejemplo, si al trabajador le quedaban 10 días de vacaciones pendientes, de los 30 anuales que le correspondían, lo que habría que hacer es multiplicar el «salario por día» por la cantidad de días de vacaciones pendientes. Es decir:

  • 46,6€ “salario día” x 10 días de vacaciones pendientes = 466,66€

A este resultado también habría que descontarle las bases de cotización y el IRPF.

  • Contingencias Comunes (4, 7%): – 21,93€
  • Desempleo (1, 55%): -7,23€
  • Formación Profesional (0, 1%): – 0,46€
  • IRPF (15%): -69,99€

Entonces el monto total de finiquito por vacaciones sería de: 367,05€

Pagas Extra

Estos montos también son necesarios para finalizar el contrato, igualmente deben cuantificarse e incluirse en el finiquito. Tomando el ejemplo anterior, si el trabajador recibía dos pagas extras semestrales, en julio y diciembre de 1.100€ cada una, entonces ya habría recibido la paga del primer semestre, debido a que renunció el 11 de agosto. De esta forma, le corresponde cobrar un proporcional de la paga del segundo semestre.

Para esto, se debe multiplicar la cantidad de la paga extra por los días del segundo semestre que han transcurrido hasta la fecha de renuncia, y el resultado, dividirlo por la totalidad de días del semestre. Es decir:

1.100€ x 41 días transcurridos del segundo semestre / 180 días totales del semestre: 250,55€

Al resultado habría que descontarle el IRPF (15%), generando un total de 212,97€ por pagas extras.

Finalmente para obtener el total del finiquito, lo que restaría hacer es sumar el valor total de cada uno de los conceptos, antes mencionados: salario (403,82) + vacaciones (367,05) + paga extra (212,97). De esta forma, el finiquito sumaría un total de 983,84€.